Alquile su bus de forma sencilla

Vigo, el secreto mejor guardado del Capitán Nemo.

Lo mejor de Vigo

Calle de las Ostras

Las ostras son la perla gastronómica de Vigo, por ello encontramos una calle entera dedicada a las mismas. Se cultivan en Arcade y cada mañana llegan directas al barrio histórico de las Ostras donde se puede disfrutar de la increíble gastronomía que nos ofrece la ciudad.

Fortaleza Castro

Fortaleza situada en la ciudad mediaval de Baiona, concretamente en el enorme y exhuberante Monte del Castro, es uno de los símbolosde la ciudad. Construida para proteger a Vigo durante los ataques navales británicos, sin embargo el edificio no fue efectivo contra los mismos, aún así nos deja un Vigo panorámico digno de contemplar desde la misma.

Museo de Arte Contemporáneo (MARCO)

¿Te gusta el arte contemporáneo? No te puedes perder MARCO. Considerado como uno de los museos más importantes de España con propuestas vanguardistas. Ubicado en la calle peatonal del Príncipe, este museo fue originalmente una prisión recientemente renovada.

Playa Samil

Esta enorme playa de más de 8 km, es la escapada perfecta. No solo hay arena blanca, sino que la playa también ofrece canchas de básquet, piscinas, restaurantes e incluso una pista de patinaje.

Excursiones populares por los alrededores

Santiago de Compostela

Arte, cultura y espiritualidad definen la ciudad de Santiago de Compostela, capital de Galicia. Cada año acuden visitantes y pelegrinos de todo el mundo. Su Centro Histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pero éste no es el único motivo de su encanto… Santiago es grande, y así te hace sentir, descubre su magia. 

Islas Cies

Islas que forman parte del Parque Natural Marítimo-Terrestre de las Atlánticas. Descubre sus playas paradisíacas pero no te quedes sin hacer sus rutas para obtener una panorámica de las Islas que te dejará sin aliento.

Ah si … pero cuidado con las gaviotas no dejes alimentos a la vista y asegúrate de cerrar bien las bolsas porque abren cremalleras y desatan nudos, ¡como lees!